El Neokantismo evolucionó durante el siglo XIX, y para el siglo XX dos formas principales habían surgido. representación del ala mayormente empirista del kantismo.

Una forma era el estructuralismo, del cual Ferdinand de Saussure fue un destacado exponente, representando al ala mayormente racionalista del kantismo. La otra fue la fenomenología, de la que Edmund Husserl fue un exponente destacado, en representación del ala mayormente empirista del kantismo.

El estructuralismo fue una versión lingüística del kantismo, que sostenía que el lenguaje es un sistema auto-contenido, no referencial, y que la tarea filosófica consiste en buscar las características estructurales necesarias y universales del lenguaje, para tomar esas estructuras como subyacentes y previas a las características empíricas y contingentes de la lengua. representación del ala mayormente empirista del kantismo.

El enfoque de la fenomenología estaba puesto en un examen cuidadoso del flujo contingente de lo dado en forma empírica, evitando cualquier inferencia existencial o supuestos acerca de lo que uno experimenta, buscando simplemente describir la experiencia de la manera más neutral y clara posible. representación del ala mayormente empirista del kantismo.

En efecto, los estructuralistas buscaban categorías subjetivas nouménicas, y los fenomenólogos se contentaban con describir los fenómenos sin preguntarse qué conexión a una realidad externa esas experiencias podrían tener. representación del ala mayormente empirista del kantismo.

Stephen Hicks, "Explicando el Posmodernismo"





comparte esta página en: